Picture a Leader. Is She a Woman?

Picture a Leader. Is She a Woman?

Picture a Leader. Is She a Woman?

Así titula 'The New York Times' un artículo en el que destaca, gracias a un simple ejercicio de dibujo, los estereotipos de género que hoy en día existen cuando se habla de liderazgo.

Tina Kiefer, profesora de comportamiento organizacional en la Universidad de Warwick en el Reino Unido mientras dirigía un taller lleno de ejecutivos les solicitó que hicieran un sencillo ejercicio: dibujar un líder eficiente. Los resultados, en cuanto al género respecta, fueron prácticamente siempre los mismos: “la mayoría presentó el dibujo usando un lenguaje masculino (él) en lugar de uno neutro o femenino, sin embargo, la mayoría insistieron con frecuencia en que su (él) en realidad incluía a ambos géneros.”, explica Kiefer.

Ante este resultado, es normal preguntarse cómo puede verse afectada la capacidad de la gente de reconocer el liderazgo emergente cuando se tienen estereotipos inconscientes sobre el género.  El artículo también cita un estudio publicado por la revista especializada Academy of Management Journal que confirma que destacar como líder en el lugar de trabajo es más difícil para las mujeres que para los hombres. "Los autores se centraron en un acto en específico asociado con el liderazgo: transmitir ideas para hacer avanzar a un equipo o una empresa. En un experimento, se les pidió a los participantes que oyeran una reunión telefónica mensual con el equipo de ventas de una aseguradora ficticia, durante la cual escucharían a Éric o a Érica hablar por teléfono. Después se les pidió que calificaran al orador con base en 'liderazgo mostrado', su 'influencia en el equipo' o 'el rol de liderazgo que asumió'. Los Érics que transmitieron ideas orientadas hacia el cambio fueron más propensos a ser identificados como líderes que los Érics que simplemente criticaron el desempeño de su equipo. Sin embargo, las Éricas no fueron consideradas líderes cuando compartieron sus ideas, a pesar de que eran exactamente las mismas que las de los Érics",  describe el artículo de The New York Times.

Para Nilanjana Dasgupta, profesora de Psicología y Neurociencia de la Universidad de Massachusetts en Amhers, cuando se procesa información a través del cristal de los estereotipos la interpretación puede coincidir con expectativas estereotipadas en lugar de la realidad objetiva.  Y es que cuando la gente está expuesta de manera sistemática a líderes que encajan en un perfil, es más propensa a ver a los líderes que tienen ese mismo perfil en el futuro. “Es así como funciona el ciclo del sesgo de confirmación que se retroalimenta a sí mismo” explica Dasgupta en el periódico estadounidense.

Accede a la noticia completa  aquí.