Nuria Chinchilla sobre el teletrabajo: "El Covid nos ha demostrado que es posible y que es más productivo"

Nuria Chinchilla sobre el teletrabajo: "El Covid nos ha demostrado que es posible y que es más productivo"

Nuria Chinchilla sobre el teletrabajo: “El Covid nos ha demostrado que es posible y que es más productivo”

La Asociación Yo No Renuncio impulsada por el Club de Malasmadres presentó la pasada semana los resultados arrojados por la encuesta #YoNoRenuncio, que pone datos a las renuncias asumidas por las mujeres madres durante este último año de pandemia. En esta presentación participó nuestra socia y profesora de Dirección de Personas en las Organizaciones de IESE Business School, Nuria Chinchilla.

Según el estudio, casi una de cada cuatro mujeres (22%) ha renunciado a todo o parte de su trabajo durante el último año para cuidar de sus hijos e hijas.  De ese 22% de mujeres madres que ha renunciado a todo o parte de su trabajo, un 21% ha cogido excedencias o días sin suelo; un 11% ha solicitado la reducción de jornada al 100%, sin sueldo también; y un 74% ha tirado de sus días de vacaciones para atender a los menores durante las cuarentenas preventivas.

“De estos datos se deduce que son las madres las que están costeando, con sus sueldos, las cuarentenas preventivas de los niños y niñas”, aseveró Laura Baena, presidenta de la asociación y fundadora del Club de Malasmadres, durante la presentación del estudio.

Nuestra socia partió del dato de ese 37% de mujeres que se les ha denegado teletrabajar: “Esto tiene que ver más con una dirección de tareas que nada tiene que ver con el siglo en el que vivimos. Y es que la dirección actual debe regirse por objetivos", recalcó.

“El Covid nos ha demostrado que es posible y que es más productivo. Ahora el miedo a que es imposible no existe, porque se ha demostrado”. Por ello, Chinchilla matiza que “se trata de un cambio cultural, más amplio de lo que imaginamos. Ahora los empleados y los empleadores somos más realistas para saber que un teletrabajo flexible es posible”.

Para aumentar la confianza y sobre todo para hacer un teletrabajo sostenible y factible hay que partir por la formación “al directivo, pero también para los empleados. Las dos partes tienen que ayudar; un teletrabajo serio y productivo. Personas que han hecho teletrabajo, promocionadas por su éxito, también hay que visibilizar esto”, señala Nuria Chinchilla.

Por último, reveló la importancia de que se mida la flexibilidad, “no hay que ver el teletrabajo como un privilegio, sino una normalidad, una forma de trabajar diferente. Deberíamos estar abriendo puertas y medidas, y el Gobierno tiene que ayudar, ahora hay una Ley pero solo legisla, hay que poner recursos”, reclamó.

Para leer la noticia completa, puedes pinchar aquí.