Nuria Chinchilla habla para 'El País' sobre conciliación

Nuria Chinchilla habla para 'El País' sobre conciliación

Nuria Chinchilla habla para ‘El País’ sobre conciliación

"La pandemia ni nos ha hecho mejores personas en general, como algunos pregonaron al principio del confinamiento, ni más conscientes de que la conciliación es un derecho fundamental y personal establecido por la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos", comienza destacando El País.

Según señalan los datos del "Ministerio de Igualdad y corresponden al último trimestre de 2020, ya después del confinamiento domiciliario. Muestran con contundencia quiénes soportaron las tareas del hogar y los cuidados: el 94% de los trabajadores que pidieron reducciones de jornada por cuidado de hijos o mayores fueron mujeres, porcentaje idéntico al del mismo trimestre de 2019, antes de la pandemia. Las mismas que también son mayoría ―un 74,37%― en el cómputo total de empleados a tiempo parcial, que incluye a los que no han logrado un empleo a tiempo completo. Entre quienes piden una excedencia por cuidado de hijos, el 89% son mujeres".

Nuria Chinchilla, profesora del IESE  y de la cátedra Mujer y Liderazgo y socia de IWF Spain, cree que la pandemia sí ha podido servir para cambiar algo las cosas: “Hemos realizado un avance importante en el tema de la conciliación porque el confinamiento, que ha sido muy duro, ha permitido a los hombres darse cuenta de lo que significa el trabajo del hogar y los cuidados de hijos y mayores. El teletrabajo no es válido para todos, pero las empresas que pueden aplicarlo y quieren volver al trabajo presencial 100%, es como si volvieran al siglo XX”.

Respecto a las políticas de conciliación Chinchilla explica que "tenemos que mirar lo que ha conseguido Hungría en los últimos 10 años por sus políticas públicas de apoyo a la maternidad”, donde la tasa de fecundidad ha pasado de 1,23 a 1,55 hijos por mujer. “Cosas tan gordas como que si tienes tres hijos ya no pagas IRPF durante toda tu vida o que se pueden pedir excedencias hasta de dos años con el sueldo íntegro. Esto es invertir en futuro”.

Para leer el artículo completo, puedes pinchar aquí.