Nuria Chinchilla escribe sobre la conciliación en su Día Mundial

Nuria Chinchilla escribe sobre la conciliación en su Día Mundial

Nuria Chinchilla escribe sobre la conciliación en su Día Mundial

Cuando se habla de conciliación, uno de los mayores expertos mundiales es Nuria Chinchilla, profesora del IESE Business School por ello, la revista 'Aleteia' ha escrito un artículo sobre las dificultades que supone y cómo superarlas y ha tenido en cuenta las palabras de nuestra socia.

Chinchilla lleva más de 20 años elaborando análisis y propuestas para mejorar la conciliación entre trabajo y familia. Comenzó esta especialidad a raíz de que en España se promulgó la ley de conciliación de la vida laboral y familiar.

Para que la conciliación sea una realidad, Chinchilla subraya que nos estamos equivocando si vemos trabajo y familia como dos enemigos. Nuestra socia recuerda que son "dos áreas en las cuales te enriqueces y se enriquecen la una a la otra". Por eso prefiere hablar de "integración".

En lo referente a la relación familia y trabajo, Chinchilla destaca que no son incompatibles ya que "no se trata -explica- de poner de acuerdo contrarios, sino más bien de buscar el hilo de vida, la línea de vida, una sola, que no son tres ni cinco; la línea de vida que vas tejiendo a medida que vas tomando decisiones en tus diferentes áreas. Eres la misma persona y tú te vas haciendo y deshaciendo con cada una de esas decisiones, vas cambiando esa realidad, tú cambias y cambia el área".

Nuestra socia explica que conciliar (integrar) las diversas áreas tiene mucho que ver con la ecología. Lo compara con la ecología humana: "Yo soy el que da oxígeno a las diferentes áreas de mi vida, trago CO2 y hago fotosíntesis como las plantas y expelo oxígeno". Cuando uno no concilia (e integra las diversas áreas de su vida), entonces no oxigena ni su vida ni la sociedad: "¿O tal vez lo que hago -se pregunta- es tragar mucho oxígeno de diferentes áreas y solo expelo CO2? Y hay más áreas todavía: la sociedad, los amigos, el descanso, el tiempo libre…". Al final, concluye diciendo que "todo se traduce en la persona, que es quien toma las decisiones y es la persona la que va mejorando o empeorando".

Para leer el artículo completo, puedes pinchar aquí.