Nuestras socias hablan sobre tecnología en 'Yo Dona'

Nuestras socias hablan sobre tecnología en 'Yo Dona'

Nuestras socias hablan sobre tecnología en ‘Yo Dona’

Esta semana la revista de El Mundo, Yo Dona, publica un amplio reportaje titulado, "Mujeres y Tecnología. El futuro, una gran oportunidad", que trata sobre el avance de la tecnología y cómo va a afectar a nuestras vidas en un corto periodo de tiempo, porque es importante saber qué nos espera en un futuro cercano.

Para aclarar estas cuestiones han contado con la colaboración y experiencia de cinco de nuestras socias, Helena Guardans, CEO de Sellbytell España, Pilar Zulueta, Consejera Independiente de Más Móvil y Everis, Ana Muñoz, Consejera Independiente de Tubos Reunidos y Natra, Belén Romana, Consejera Independiente de Banco Santander y Aviva, y Marieta del Rivero, Presidenta de IWF Spain, socia de Seeliger y Conde y Consejera Independiente de Cellnex Telecom.

El reportaje se plantea un futuro cada vez más cercano lleno de "bancos sin sucursales, ciudades inteligentes, máquinas que miden el perfil de riesgo como inversor, robots para seleccionar personal, fármacos dirigidos a cada patología e individuo,,, son sólo algunas de las aplicaciones fruto de la Inteligencia Artificial (IA)".

Marieta del Rivero afirma sobre los estudios del futuro, "los niños de seis años que empiezan ahora sus estudios trabajarán en profesiones que hoy desconocemos". Ana Muñoz señala sobre la tecnología, "es lo que hace a un país moderno y competitivo y habrá que adaptarse a esa nueva realidad". Pilar Zulueta advierte, "el nuevo ecosistema presenta dilemas sociales, y éticos que necesitan un consenso entre legisladores, gobiernos y sociedad civil ante dos desafíos primordiales, privacidad y la posesión de la huella digital".

Por su parte, Belén Romana explica, "hay que ayudar a que la revolución tecnológica que vivimos sea inclusiva y beneficie a toda la sociedad, Me preocupa lo alejadas que están España y el resto de Europa del avance digital liderado por Asia y EEUU". Por último, Helena Guardans augura, "los consumidores se volverán exigentes con el servicio que reciban, No será compatible que el usuario salga de su casa en un coche volador y en cambio tenga que esperar que le atiendan en una consulta telefónica".