'Mujeres a seguir' entrevista a Inés Juste

'Mujeres a seguir' entrevista a Inés Juste

‘Mujeres a seguir’ entrevista a Inés Juste

Inés Juste ha sido entrevista por la revista “Mujeres a Seguir”. Durante la misma nuestra socia ha hablado de Laboratorios Juste compañía de la que es Presidenta desde de 2011. Fue una de las primeras empresas dedicadas en nuestro país a la investigación, desarrollo y fabricación de especialidades farmacéuticas y principios activos. Aunque más conocida por sus medicamentos de prescripción, esa no es, en realidad, la base de su negocio en la actualidad. De hecho, hace algo más de un año vendieron la división de productos farmacéuticos para centrarse en el negocio químico, señala el medio.

Sobre este cambio Inés Juste explica que esta nueva hoja de ruta de la compañía está enfocada al crecimiento, tanto industrial como de desarrollo de nuevas materias primas, para abrir nuevos horizontes de expansión en el ámbito internacional.“Estamos explorando una operación en Asia que nos aporte masa industrial y competitividad en costes, para permitirnos apostar más por el I+D. Hemos hecho un estudio de mercado amplio y creemos que Asia-Pacífico es la región que mayor crecimiento va a experimentar. El objetivo es diversificar y complementar nuestra producción actual, que se desarrolla en un centro de producción en Coslada (Madrid) desde hace casi sesenta años. La apuesta por un crecimiento fuera de España nos permitirá abrirnos a nuevos mercados y diversificarnos con nuevos productos que hemos desarrollado en nuestro área de I+D”, comenta nuestra socia.

Sobre la escasez de mujeres en las carreras científicas y técnicas, Inés Juste señala que efectivamente se ha avanzado mucho pero aún queda camino por recorrer. “La industria farmacéutica es, en esto también, pionera. En este sector la presencia de mujeres es muy relevante, tanto en funciones técnicas como de gestión y dirección. En nuestra compañía ocupan el 60% de los puestos de responsabilidad. Creo que la principal barrera sigue siendo la maternidad, sobre todo a la hora de acceder a un puesto de dirección. Las compañías hemos de ayudar a nuestros empleados a conseguir cierto equilibrio entre su vida personal y la profesional. Hay que seguir formando a las nuevas generaciones no solo para que tengan una buena preparación técnica, sino para que ganen confianza en ellos mismos. En muchas ocasiones el techo nos lo ponemos nosotros mismos. En el caso de las mujeres, hemos de ser capaces de desarrollar nuestro liderazgo y ser fieles a los valores que nos pueden hacer destacar. También terminar de creernos que podemos alcanzar aquello que nos propongamos”, concluye.

Lee la entrevista completa aquí.