Los estereotipos son una de las principales causas de la escasez de vocaciones técnicas entre las estudiantes

Los estereotipos son una de las principales causas de la escasez de vocaciones técnicas entre las estudiantes

Los estereotipos son una de las principales causas de la escasez de vocaciones técnicas entre las estudiantes

Un artículo de El Economista firmado por Noelia García analiza el porqué de la falta de mujeres que estudien carreras STEM y qué es lo que está frenando esta vocación en las niñas y jóvenes.

"Erradicar los prejuicios inconscientes es esencial para construir una sociedad basada en la equidad de género. La mayoría de las niñas crecen creyendo que no están hechas para las asignaturas de ciencias, por lo que optan por las humanidades y las artes. De hecho, a los seis años las niñas empiezan a sentirse menos capaces que sus compañeros y a no asociar la "brillantez intelectual" con su género. Los estereotipos, además de la falta de referentes femeninos, son una de las principales causas de la escasez de vocaciones técnicas entre las estudiantes", señala el diario.

Un equipo de investigadoras de la UOC, liderado por Milagros Sáinz, investigadora y directora del grupo GenTIC (Género y TIC: Investigando el Género en la Sociedad Red) del Internet Interdisciplinary Institute (IN3) constatan en su investigación publicada en la revista Emerging Adulthood, que los estereotipos de género a menudo reforzados por la familia, la escuela y los medios de comunicación siguen modelando la visión que ellas tienen sobre los ámbitos STEM (acrónimo de Science, Technology, Engineering and Mathematics). Además, uno de los factores que más preocupa es también el hecho de conseguir un equilibrio entre la vida personal y la laboral, y si podrán compatibilizar maternidad y carrera sin ser penalizadas por ello, relata la periodista.

Ana Mª Arribas Ramos, responsable del programa L'Oréal Unesco-For Women in Science en España, indica que "existen estereotipos de género como la representación ideal de científicos, ingenieros e innovadores tecnológicos en la figura de un hombre. También existe un desajuste en cuanto al sentimiento de pertenencia. Las niñas son bombardeadas con mensajes que señalan que no que no pertenecen a las carreras STEM. Y estas dudas sobre la pertenencia afectan al rendimiento de las mujeres, compromiso y persistencia en STEM".

Además, la falta de interés de las niñas por las áreas STEM "está asociada a la metodología didáctica de estas materias, predominantemente teórica y poco aplicada, así como a la falta de coordinación entre el sistema educativo y el mundo de la empresa y la investigación, de tal forma que las alumnas desconocen los nuevos perfiles profesionales del futuro, marcados por la importancia de la tecnología como puede ser la inteligencia artificial, el machine learning, la computación en la nube o los perfiles de analistas y programadores", asevera Roberto Ranz, director de ASTI Talent & Tech Foundation.