Laura Urquizu capitanea desde Red Points la batalla contra las falsificaciones en internet

Laura Urquizu capitanea desde Red Points la batalla contra las falsificaciones en internet

Laura Urquizu capitanea desde Red Points la batalla contra las falsificaciones en internet

El negocio de las falsificaciones vive su agosto particular por el Covid. La acelerada incursión de las empresas en el mundo digital y el auge del comercio electrónico por la pandemia han disparado las ventas de productos falsos en Internet, señala 'Expansión' en su artículo sobre la piratería online. "La tendencia de digitalización de las empresas ha venido para quedarse pero el incremento de ventas online trae consigo un efecto negativo que es el aumento de las falsificaciones y la piratería", explica Laura Urquizu, socia de IWF Spain y consejera delegada de Red Points, start up española que monitoriza la red en busca de estos productos ilegales para sacarlos de circulación. Fundada en Barcelona en 2011, la compañía se ha convertido en uno de los referentes globales en la lucha contra las falsificaciones.

Cada año se pierden en la Unión Europea hasta 60.000 millones de euros por culpa de las falsificaciones y la piratería, según cálculos de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión (EUIPO). En España, esta cifra asciende hasta los 6.700 millones. Con la pandemia, los expertos consultados prevén que esta cifra se incremente aunque, como apunta Urquizu, es difícil de cuantificar con exactitud. "El Covid ha variado todas las predicciones que podíamos tener", asegura.

Tanto Red Points como Smart Protection forman parte de una nueva hornada de empresas tecnológicas de capital español que han encontrado en la Inteligencia Artificial y el análisis del big data aplicado al fraude un prometedor nicho de negocio. "Los algoritmos son capaces de detectar falsificaciones en cualquier marketplace, red social o página web", señala nuestra socia.

En ocasiones es el logo, en otras las imágenes, el precio o incluso los comentarios lo que alerta a la máquina de que está ante un producto ilegal. Cuando lo detectan, lo verfican con el cliente y proceden a retirarlo de Google.

Si bien hay algunos sectores especialmente vulnerables a las falsificaciones -como juguetería, moda o electrónica-, la realidad es que ya se encuentran copias ilegales de casi cualquier cosa en Internet, incluyendo medicamentos o dispositivos de seguridad. "Se ha extendido como una mancha de aceite afectando cada vez a más verticales", lamenta la CEO de Red Points.

Esto ha provocado que cada vez sean más empresas las que se interesan por estas plataformas para conocer qué sucede con su marca en Internet. Más de 550 marcas de todo el mundo, como Lékué, Bang & Olufsen, Mr. Wonderful o Rosa Clará, emplean la tecnología de Red Points.

Para leer la noticia completa, puedes pinchar aquí.