La pandemia agudiza la brecha de género en nuestro país

La pandemia agudiza la brecha de género en nuestro país

La pandemia agudiza la brecha de género en nuestro país

La pandemia está teniendo un impacto considerable en el empleo femenino y en la realidad laboral y social de la mujer española. Así pues, si bien la crisis sanitaria ha provocado cambios en el comportamiento de la sociedad española, tanto a nivel económico, como social y laboral, la brecha de género ha sido una de las principales afectadas por la pandemia, tal y como se observa en el último estudio elaborado por ClosinGap.

El cluster impulsado por nuestra socia y Presidenta de Merck, Marieta Jiménez, ha analizado los efectos de la pandemia en la brecha de género, realizando una primera aproximación al impacto que la pandemia y el confinamiento están teniendo en el empleo femenino y en la realidad laboral y social de la mujer española.

“En este nuevo contexto, no podemos permitirnos desaprovechar el talento y productividad que podemos aportar todos y cada uno de nosotros, mujeres y hombres. Asimismo, debemos evitar y corregir los retrocesos en materia de género que se han producido durante el confinamiento y que han sido especialmente notorios en ámbitos como el empleo y la conciliación”, afirma Ana Polanco, directora del Comité Ejecutivo de ClosinGap, presidenta de ASEBIO y Directora de Corporate Affairs & Market Access de Merck. Y añade: “En la era post-covid no se pueden seguir acentuando las brechas de género que ya existían en la sociedad, y la igualdad de género debe situarse como prioridad y eje estratégico para impulsar el crecimiento social y económico del país. Estamos ante un reto, pero también una oportunidad única, y es hora de que todos rememos en la misma dirección para construir una sociedad más próspera, desarrollada e igualitaria”.

También el teletrabajo está repercutiendo en el empleo femenino. Según un barómetro elaborado por la consultora GAD-3, un tercio de la población española ha estado teletrabajando durante la pandemia. Se advierte pues un cambio en el mercado laboral hacia una mayor flexibilidad, pese a ello, en España hay menos proporción de mujeres que de hombres que trabajen normalmente desde casa (4,7% y 4,9% en 2019, respectivamente, según anteriores estudios de ClosinGap), aun siendo las que más se encargan de las labores domésticas y del cuidado de familiares. De hecho, las mujeres emplean cerca de 2 horas más que los hombres a las tareas domésticas; diferencia que, de no existir, podría aportar al PIB cerca de 100.000 millones de euros, es decir, casi 9 puntos. Estos datos sugieren un posible deterioro de las oportunidades laborales de las mujeres y conviene atenuar lo que podría ser un incremento de la desigualdad de género, ya que las mujeres están teniendo más dificultades para conciliar su vida profesional y familiar en el nuevo escenario que ha traído consigo la COVID-19.

Para leer la noticia completa, puedes pinchar aquí.