Grandes compañías vigilan si existe desigualdad retributiva entre sus empleados

Grandes compañías vigilan si existe desigualdad retributiva entre sus empleados

Grandes compañías vigilan si existe desigualdad retributiva entre sus empleados

Diferentes empresas españolas han encargado auditorías internas para detectar si existe desigualdad retributiva entre hombres y mujeres. Y es que como indica el diario El País en un artículo “ya se aprecian movimientos incipientes en las grandes compañías que pretenden dar respuesta a la demanda social que se ve en la calle”. Según recoge este artículo un caso es el del Banco Sabadell. “Tenemos previsto presentar medidas de refuerzo de la diversidad porque el 8-M ha incrementado la conciencia que existe por parte de las empresas. Aunque las grandes llevamos años trabajando en ello”, sostiene Conchita Álvarez, directora de recursos humanos de la entidad. Y es que “las organizaciones hemos de dar respuesta a las demandas de la sociedad”, señala Olga Salomó, su homóloga en la farmacéutica Boehringer Ingelheim, casi paritaria en su personal de 1.750 trabajadores y en su comité de dirección (de sus siete miembros tres son mujeres).  Ikea ha averiguado que la causa de su brecha salarial es la antigüedad. Según Elena López, responsable de diversidad e igualdad de la firma sueca en España (con una plantilla de 8.000 trabajadores, mujeres en su 60%), la antigüedad es la responsable de que los hombres ganen casi un 5% más que sus compañeras en los mismos puestos.

El diario también habla de ejemplos como el de Movistar+ que ha encargado un diagnóstico de la diferencia de sueldo entre los hombres y mujeres de su plantilla. “La brecha, por poca que sea, según su director de organización y recursos humanos, Juan M. Rueda, existe. Según este, ha sido la primera misión de la recién estrenada comisión de seguimiento de su Plan de Igualdad; además acaba de nombrar a un agente encargado de velar de la igualdad de trato y oportunidades entre sus 900 empleados y de publicar un protocolo de prevención y tratamiento del acoso sexual”, describe El País.

Además, Boehringer y Movistar+ están formando a sus directivos y mandos intermedios para erradicar los sesgos inconscientes de género.

Lee el artículo completo aquí.