Nieves Briz destacada por 'Economist & Jurist' como una de las 'Mujeres Líderes de la Abogacía Española 2020'

Nieves Briz destacada por 'Economist & Jurist' como una de las 'Mujeres Líderes de la Abogacía Española 2020'

Nieves Briz destacada por ‘Economist & Jurist’ como una de las ‘Mujeres Líderes de la Abogacía Española 2020’

La web jurídica 'Economist & Jurist' ha entrevistado a nuestra presidenta, Nieves Briz, Socia Directora de Dentons en Barcelona; Miembro de la junta directiva de ACG Barcelona y miembro del SyC Advisory Board Women Legal Practice de Seeliger y Conde. Además, la publicación jurídica la destaca como una de las mujeres líderes de la abogacía española.

Nieves ha sido preguntada por la evolución de la mujer en el mundo de la abogacía, a lo que responde que "en las últimas décadas la mujer abogada ha alcanzado cada vez más reconocimiento tanto en el ámbito corporativo como en el judicial, pero ello ha implicado un gran esfuerzo personal y laboral, así como cierta dosis de rebeldía para contrarrestar ciertas actitudes, mentalidades y situaciones no justificadas en un entorno profesional, dónde el criterio que debe imperar es el de la meritocracia. Aún recuerdo mis inicios, en que habitualmente asistía a reuniones donde era la única mujer en un mundo fundamentalmente masculino. Eso afortunadamente ha ido cambiando. Sin duda, la evolución ha sido positiva, pero aún quedan muchos retos y debemos ser ambiciosos para mejorar una problemática que, en mi opinión, no es solo una cuestión femenina, sino una cuestión social. A pesar de que las mujeres representamos, según datos publicados, una mayoría en el número de graduados, obtenemos mejores calificaciones y dominamos idiomas, la presencia de mujeres en la cúpula de despachos, en general, es testimonial".

En relación a las nuevas generaciones, Briz señala que "las veo muy bien preparadas y con oportunidades que deberían aprovechar siendo proactivas. Si algo he aprendido a lo largo de mi carrera profesional, es que es mejor tomar la iniciativa que lamentarse esperando a que sean otros o el propio sistema el que actúe. La complementariedad entre hombres y mujeres es una realidad, no una quimera, la diversidad en los equipos es claramente enriquecedora, ya que cada uno aportamos aptitudes y formas de abordar cada asunto de forma distinta. Es precisamente esa doble visión la que nos hace mejores. Hombres y mujeres somos complementarios y ni la sociedad ni las compañías pueden permitirse el lujo de no aprovechar al máximo todo el talento".

Para leer la entrevista completa, puedes pinchar aquí.