Diferencia de adjetivos para evaluar a líderes masculinos y femeninos

Diferencia de adjetivos para evaluar a líderes masculinos y femeninos

Diferencia de adjetivos para evaluar a líderes masculinos y femeninos

Los hombres y las mujeres a menudo se describen de manera diferente cuando se evalúa su rendimiento pero ahora tenemos más información sobre exactamente cuáles son algunas de esas diferencias. Según explica 'Harvard Business Review' en un artículo, tras realizar una investigación con más de 4.000 participantes y 81.000 evaluaciones examinando aspectos objetivos y subjetivos de rendimiento no encontraron diferencias de género en los aspectos objetivos como calificaciones o puntación de aptitud física  pero las evaluaciones de aspectos subjetivos fueron muy diferentes.

Palabras negativas como egoísta, pasiva y dispersa se destinaron mucho más frecuentemente a las mujeres. “Las palabras específicas usadas para describir a hombres y mujeres también difieren. El término positivo más comúnmente utilizado para describir a los hombres fue analítico, mientras que para las mujeres fue compasiva. El término negativo más comúnmente utilizado para describir a los hombres era arrogante, mientras que para las mujeres era inepta, a pesar de que las actuaciones de los hombres y las mujeres eran objetivamente las mismas”, señala el artículo.

La investigación encontró diferencias significativas en la asignación de 28 atributos de liderazgo cuando se aplica a hombres y mujeres. “Mientras que a los hombres se les asignaban con mayor frecuencia atributos tales como analíticos, competentes, atléticos y confiables, a las mujeres se les asignaba más adjetivos como compasiva, entusiasta, enérgica y organizada”.  De acuerdo estos resultados, las mujeres líderes se describen como más compasivas (el atributo más asignado en general) y organizadas que los hombres.Por el contrario, las mujeres fueron más frecuentemente evaluadas como ineptas, frívolas, chismosas, dispersas, temperamentales o indecisas, mientras que los hombres eran evaluados con mayor frecuencia como arrogantes e irresponsables.

Accede aquí al artículo completo